Resúmen

En todas las zonas donde se cultiva soja encontramos la presencia de la Mancha Ojo de Rana (MOR). Pero el cultivo se ve más afectado en regiones más cálidas y húmedas. Su sintomatología es tan clara que técnicos y productores pueden diagnosticarla fácilmente. Poder diferenciarla de otras enfermedades en forma rápida y segura nos da una gran ventaja a la hora de tener que controlarla.

En las últimas dos campañas la enfermedad de la soja atacó intensamente a los cultivos generando pérdidas incalculables en gran parte de la región pampeana. La merma en la productividad y lo inesperado del comportamiento de la enfermedad hacen que hoy estemos más alerta frente a su posible nueva aparición.